El 28 de Agosto de 2011 apareció en la blogósfera una curiosa réplica a los artículos de Roberto Aguirre y Jorge Armando Romo sobre Richard Dawkins. Su autor, Omar Meléndrez de Santiago, escéptico feroz e informado, dedicó una larguísima entrada a su blog para defender a Dawkins y “poner en su lugar” a los dos autores mencionados. El texto puede consultarse en: http://el-hoaxis-de-omarklin.blogspot.com/2011/08/la-ridiculez-de-los-escepticos-que.html

¿Cuáles fueron las opiniones de quienes arman esta publicación? En primer lugar, nos agradaron muchos de los argumentos planteados producto de una mente culta e informada que defiende firmemente sus puntos de vista. Pero, por el otro lado, el texto peca de un grave defecto: hay demasiadas ideas que brincan de un lado para otro y asimismo, se utilizan calificativos y ofensas para ganar el debate ¿no sería mejor que, para ganar en una discusión, se debieran atacar los argumentos y no a las personas que los emiten? Así, nos encontramos con un artículo escrito en un tono berrinchudo, amargo, rabioso, ofensivo y presuntuoso. Meléndrez establece (o impone) una especie de reglas que todo escéptico debe seguir al pie de la letra, de lo contrario, no se es de su agrado.

¿Se trata de fanatismo ateo? ¿merece tantos regaños y ofensas una crítica a Dawkins se haya leído o no el libro? ¿será que muchos ateos también son una nueva especie de fanáticos, o en palabras de Roberto Aguirre, talibateos (de talibán y ateo)? Sea cual sea el punto, el tono es reprobable y le quita mérito a muchos puntos valiosos de la réplica.

En Razonando creemos que la crítica escéptica debe ser rigurosa, aunque respetuosa. La radicalidad puede ser perjudicial y tomarse como síntoma de un pleito personal en lugar de un debate serio e informado. Por eso nos agrada que el mismo autor, en coautoría con el Dr. Iker Dobarro, nos haya ofrecido un texto donde se plantean los puntos principales de la réplica en un tono amable, crítico, firme y respetuoso. Las ideas son más claras y el filtro ha ayudado a que toda aquella furia desparezca. El artículo titulado Determinismos que asustan es nuestro principal texto en este número y puede darnos una lección sobre el tono a mantener en un debate ¿no sería mejor si los ateos y escépticos hicieran críticas firmes y respetuosas concentrándose en los argumentos y no en el emisor?

Les agradecemos a nuestros colaboradores y lectores, a los que siguen por aquí y a los que ya no están, por compartir con nosotros sus puntos de vista y su experiencia. Cumplimos dos años en línea y esperamos seguir publicando (a veces con preocupante retraso) esta humilde revista.

Descargar la edición número 12 de la Revista Razonando en formato PDF

Razonando La Revista Escéptica Vol 2 Número 12